Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.

(Apocalipsis 7:11, 12 RVR1960)


20140706-231903-83943628.jpg

No sabemos el día ni la hora

¿Estás esperando una señal de que se acerca el fin? ¿Estás esperando el supuesto “avivamiento final” antes que venga Jesucristo para ponerte las pilas? ¿Aún crees que habrá un evento previo a la venida de Jesús por su iglesia que te permita decir: “Ahora viene!”?


¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.

(Isaías 40:28)


Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

(Romanos 8:37-39)


Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

(Filipenses 4:19 RVR1960)


Sobre Pornografía

La pornografía es parte de la lujuria (lujuria s. f. Deseo o apetito sexual desenfrenado o inmoderado), y es algo que Dios condena y rechaza. Sodoma y Gomorra fueron destruidos, en parte, por su lujuria. Dios nos dice: (Mateo 5:27) “El que mira con malos deseos a la mujer de otro, ya está adulterando con […]


¿Cómo sabes si Dios se apartó de ti?

¿Cómo sabes si Dios se apartó de ti? Saúl se llenó de celos por la popularidad de David. Cuando la presencia de Dios te llena, siempre te alegras cuando Dios bendice a tu hermano, aunque la bendición de él sea mayor a la tuya. Si te molesta la bendición de tu hermano, si te molesta […]


Arise My Love

Ni una palabra se oyó en la tumba ese día. Sólo el sonido de los soldados que arrastraban sus pies. Un día, Dos días, Tres días habían pasado. Puede ser que ese Jesús haya dado su último respiro?